Brexit y marcas europeas: ¿Qué estrategia debo seguir?

 Allan Poulter, Mariano Santos

12-2020

Según el Acuerdo de Retirada concluido entre la Unión Europea y el Reino Unido, el Reino Unido abandonó la UE el pasado 1 de febrero de 2020. No obstante, el Acuerdo de Retirada estipula que el Derecho de la UE seguirá siendo aplicable al Reino Unido durante un período transitorio que finalizará el 31 de diciembre de 2020 (I.P. Completion Day) y se hará extensivo a los Reglamentos de MUE. Así pues, y hasta que finalice el período de transición, el Reino Unido seguirá sujeto a las leyes de la UE. Los registros de marca de la UE seguirán desplegando sus efectos en el Reino Unido, así como los derechos de este podrán seguir utilizándose en los procedimientos de marca de la UE.

Pero, ¿qué pasará en 2021? ¿Cuál es la mejor estrategia a seguir con el portafolio de marcas tras la retirada del Reino Unido de la Unión Europea? ¿Qué margen de tiempo tendrán las empresas para crear los nuevos registros? ¿Qué pasara con los procedimientos contenciosos ya iniciados? Para debatir estos y otros asuntos, Bird & Bird ha organizado el webinar “Brexit y marcas europeas”, con la presencia de nuestros socios de IP de la oficina de Londres, Allan Poulter y Mariano Santos, socio de IP de la oficina de Madrid.

Para nosotros es fundamental acompañar a nuestros clientes durante el proceso de transición de la salida del Reino Unido de la UE. Nuestro expertise como firma con sede en Londres nos ayuda y da mayor perspectiva cuando orientamos a las compañías en torno a los cambios jurídicos que supone el Brexit en distintas áreas (no solo en propiedad industrial, sino también en competencia, protección de datos, derecho laboral, fiscal, etc)”, ha comentado el socio Mariona Santos.

Por su parte, Poulter ha desgranado los diferentes cambios y novedades en derecho de marca que se producirán en los próximos meses, tanto en materia de trámites postransición (nuevos registros, solicitudes, etc), como en revisión de portfolios y nuevos escenarios como la desvinculación de los tribunales de Reino Unido de los procesos de EU. Los expertos han subrayado que será indispensable que cada empresa revise sus registros de marca actuales y evalúe la necesidad de protección en UK así como cualquier procedimiento que pueda ser susceptible de ser impactado por el Brexit. Además, han apuntado que será necesario verificar los acuerdos pertenecientes al EUTM (European Union Trade Mark) y nombrar a un representante de UKIPO para los derechos de UK.